Cuando el plan ´21 es igual al de otros años

Conversando con un empresario, sobre sus planes ´21, me parecieron similares a los de años anteriores.

Primero pensé: “2020 fue atípico”, pero sentía que en 2019 también había propuesto algo parecido. Le comenté lo que pensaba y asintió con un dejo de frustración y aburrimiento: “es que sabemos lo que tenemos que hacer, pero procastinamos.”

“¿Qué está pasando con la competencia?. Qué cosas crees que están haciendo que ustedes no?. ¿Qué piensan tus colaboradores sobre esto?”, fueron mis preguntas. Su cara fue la de haber dado en el clavo.

“Muchos de los objetivos que planteamos, la competencia ya los concretó. Lo peor de todo es que uno de nuestros competidores, que empezó después de nosotros y no creíamos que iban a progresar, hoy día, está accediendo a proyectos y clientes que nosotros no podemos”..

“Y tu pregunta sobre nuestros colaboradores. Puff.. estamos perdiendo algunos talentos y hemos apostado a algunos juniors que cuando estuvieron capacitados como para tomar proyectos de envergadura, se fueron a la competencia”..

El dinero y la rentabilidad son el premio al esfuerzo realizado en un momento en particular. El problema es que, cuando empieza a ingresar en buenas cantidades, sin importar si hemos continuado esforzándonos, esos ingresos se sostienen un tiempo más. Este es un gran problema para muchos empresarios que sienten que como ingresa dinero, no es necesario cambiar o hacer algo diferente. A veces, saben que esta situación no se sostendrá por siempre, pero el Bill metal tiene su encanto y cuando llega, nos hace olvidar nuestras preocupaciones futuras. Tarde o temprano, los ingresos cesan y lo peor de todo, es que cuando esto sucede no reaccionamos rápidamente porque ya nos acostumbramos a recibir y no a buscar. Es en ese entonces, donde la crisis impacta profundamente en las relaciones internas, en las ventas y la estructura en general. Aquí es cuando se culpa a la economía, al proveedor, al cliente y a otras variables por fuera de la propia organización.

Si sentís que esto sucede en la empresa donde interactuas, intenta revertir esta situación antes que llegue el futuro. He visto a muchas líderes caer sin haberse dado cuenta y creyendo que serían exitosas por siempre.

Los resultados son el premio al esfuerzo, siempre!.

Leave a Reply